Resistencia.

Hay días en que mi mente le pide a mi cuerpo que nos levantemos a entrenar.

O que nos sentemos a escribir.

O que grabemos un episodio el podcast.

Y mi cuerpo se rehúsa.

Sí, todos tenemos días así.

¿Qué hacer?

En mi caso, me funciona muy bien reconocer si mi cuerpo se está negando por cansancio genuino, en cuyo caso dormir y descansar tal vez sea la mejor idea.

Pero si no es cansancio genuino y sólo es resistencia, entonces, me tomo un espresso y refunfuñando sigo adelante.

Porque vencer esa resistencia y crear algo ese día o entrenar mi cuerpo ese día es una total victoria.

Gracias por leer, XO XO Juan.